Emprender es siempre una excelente alternativa. No solo permite que crezcas personal y profesionalmente al ser tu propio jefe, además te da la oportunidad de trabajar en aquello que realmente disfrutas, eso que te apasiona.

El proceso para lanzar un negocio propio exige conocerse mucho internamente y atreverse a salir de la zona de confort. Si vos también lo has pensado, estas son algunas de las cosas que debes saber:

  1. Descubrí bien tus habilidades y talentos: no sólo es importante que te guste lo que hagas, sino que también tengas ciertas destrezas en ello. Todos los emprendedores comparten ciertas características de personalidad, antes de invertir tiempo y recursos en algo, asegúrate de que tienes lo necesario para asumir el desafío.
  2. Desarrolla una idea: los conceptos millonarios no llegan de la noche a la mañana, no hagas algo solo porque está de moda o porque comercializarlo te dará dinero rápido. Tomate el tiempo de desarrollar un concepto de negocios basado en algo que te apasione y en lo que tengas cierta experiencia.
  3. Escribí un plan de negocios: asesórate con especialistas y ve creando un plan de negocios, una estructura base que te servirá de línea guía para definir tus objetivos y a futuro, conseguir inversores.
  4. Establece un presupuesto: después de analizar con detalle el mercado para tu idea, el posible público meta y los costes de producción, es prudente que vayas estableciendo un presupuesto base para determinar con cuánto dinero debes trabajar para hacer rentable el proyecto.
  5. Busca inversores: atrévete a estudiar con detenimiento las diversas modalidades de inversión, desde fondos de riesgo, hasta créditos bancarios y programas semilla, todas son opciones válidas y cada una viene con condiciones diversas.
  6. Prepárate: el éxito no es espontáneo, sino que es resultado del trabajo arduo, las noches sin dormir y la dedicación constante por ser el o la mejor.

Artículos Relacionados