¿Te distraes con facilidad? ¿te cuesta seguir el hilo de la clase? ¡No temas! Puede ser súper difícil mantenerse concentrado todo el tiempo, especialmente cuando pasas horas en un aula discutiendo pesados conceptos y contenidos.

Tampoco estás solo, esta es una condición sumamente común, en particular entre estudiantes universitarios, de técnicos y de especializaciones que deben pasar largos períodos enfocados y que tratan con temas mucho más complejos. Si te sentís identificado hay ciertas cosas que podés hacer para re direccionar tus esfuerzos y salir con excelentes notas:

  • Aléjate de los que te distraen: si estás luchando para subir una puntuación y con dificultad te concentras en lo que dice el docente, esta es la mejor forma. Aunque separarse de los amigos y los compas no es nada fácil, tienes que acortar todas las distracciones posibles para retomar el enfoque en lo importante.
  • Busca un lugar cerca del profesor: una de las mejores formas de concentrarse es estimular los sentidos. Asegúrate de tener una buena vista del profesor o profesora; al verlo moverse, gesticular y hablar será más fácil que recuerdes lo que dice.
  • Toma nota: para las personas con memoria kinestésica es muy útil usar las manos para memorizar. Anota los puntos más importantes de la clase. Cuando escribís, tu cuerpo almacena mejor la información porque recuerda los movimientos que hizo para registrarla en el cuaderno.
  • Dormí bien: si queréis mantener la atención durante largos períodos de tiempo, es vital que estés bien descansado. Dormí 8 horas cada noche antes de que tengas que ir al salón.
  • Acudí a una clase que te apasione: estudia aquello que te gusta, si te inscribís para aprender sobre esos temas que te llamen la atención es más probable que mantengas el entusiasmo e interés durante la clase.

Artículos Relacionados