En el mundo laboral actual, los desafíos son cada vez mayores: la globalización, la tecnologización y las prioridades cambiantes de los clientes (a menudo a rápidas velocidades) demandan empresas que sean capaces de asumir todos retos sin reducir su productividad y manteniendo las buenas relaciones entre todos sus integrantes.

Para lograrlo, han surgido múltiples enfoques administrativos en las últimas dos décadas. ¿Conocés alguno de estos?

  • Outsorcing: también llamado tercerización. Es una modalidad empresarial en la cual se contrata a otra compañía para que realice ciertos procesos complementarios y permita que el negocio matriz centre sus esfuerzos en las actividades esenciales.
  • Kaizen: esta técnica de gestión de enfoca en el desarrollo constante de ciertos procesos y la eliminación de todos los pasos innecesarios o ineficaces. Su meta central, es aumentar la calidad y disminuir los costos de producción.
  •  Benchmark: es una especie de estudio comparativo. A través del benchmarking se comparan las labores, productos y servicios de una empresa con aquellos de su competencia, todo esto en aras de crear mejores estrategias para así superarle.
  •  Empowerment: es el empoderamiento o potenciación de los recursos internos. Mediante esta técnica se busca capacitar a los empleados en múltiples áreas del conocimiento para así ampliar su poder de decisión y con ello, la cantidad de responsabilidades que asumen dentro de la compañía.

Artículos Relacionados